Expertos en Gestión de Conocimiento.
Nuestro portal busca difundir y promover el proceso de Gestión de Conocimiento a nivel Empresarial.

Artículos

 
Como aprendemos

Cómo aprende el Ser Humano ?

Durante todas las etapas de su vida, empezando desde su nacimiento, el ser humano está en un proceso constante de aprendizaje, a partir de las experiencias propias o ajenas. Las personas toman como referente además de su vivencia propia, la experiencia de otros mediante la imitación.

Pero, en qué consiste realmente este concepto del aprendizaje?

Wittig (2000) definió el aprendizaje como cualquier cambio relativamente permanente en el repertorio comportamental de un individuo, que ocurre como un resultado de la experiencia. Adicionalmente afirmó, que el aprendizaje no puede relacionarse siempre con una acción por parte de la persona, ya que es posible, que en lugar de actuar, el individuo haya dejado de realizar algún comportamiento o conducta, que le producía resultados negativos. Por tanto, en este caso también se ha dado un cambio en el comportamiento, que consiste en una inhibición de una acción.

Relacionado con el concepto del aprendizaje, existe otro constructo psicológico que puede ayudar en el entendimiento de este proceso, que es el pensamiento, que de acuerdo con Wittig (2000), es la capacidad de una persona para ejecutar distintos procesos mentales y que puede medirse en términos del tiempo requerido para tal ejecución.

En consecuencia, el pensamiento implica una operación mental, que produce algún cambio en el estado de conocimiento de una persona. Y es aquí, en donde se produce el aprendizaje. Por tanto, puede decirse, que frente a una experiencia propia o ajena, las personas realizan una serie de operaciones mentales, que les permite tomar decisiones que afectan su propia conducta. Al producirse este cambio de conducta, a su vez, se está dando el proceso de aprendizaje.

Se consideran Operaciones Mentales
(Wittig, 2000), entre otras:

 la abstracción, que implica que el individuo condensa la información recibida.

 la asociación, que implica que el individuo establece relaciones entre hechos o

 la secuencia, que implica que el individuo divide una tarea en varias subtareas.

Es decir, que las personas al realizar una abstracción, o una asociación por ejemplo, impactan el repertorio de conductas que tenía como resultado de una o varias operaciones mentales, que a su vez, afectan el conocimiento que tenía la persona hasta ese
momento.

Otra subcategoría del pensamiento, es la solución de problemas, la cual requiere por parte de la persona, la determinación de una respuesta correcta a una situación nueva o única. Y es el descubrimiento de la respuesta correcta, lo que diferencia los procesos de solución de problemas de otros procesos
mentales (Wittig, 2000).

Este proceso de solución de problemas ha sido explicado mediante principios evocados por las diferentes corrientes psicológicas:

 Desde el punto de vista de la psicología conductista, se plantea que el individuo soluciona un problema mediante el ensayo y el error. Y que si la acción tomada produce un resultado positivo, esta conducta o inhibición de la conducta será repetida (Wittig, 2000).

 

 

Niños absorven los conocimientos

 

De ahí que las teorías del aprendizaje conductual, planteen que el aprendizaje se puede promover por un mecanismo de refuerzo-repetición de una conducta o un mecanismo de castigo-supresión de una conducta. Hoy en día, todavía, son tenidos en cuenta estos mecanismos, en los procesos de formación a través de las evaluaciones e incluso en las organizaciones, representados en esquemas, por ejemplo, de Bonificación.

 Desde el punto de vista de la psicología de la Gestalt, se plantea que un individuo resuelve un problema, como resultado de una redistribución o una reorganización de los hechos inicialmente percibidos (Wittig, 2000).

 Desde el punto de vista de la psicología cognitiva, se plantea que la persona resuelve un problema tomando como base la información almacenada y registrada en su memoria. Wittig (2000) formula el concepto de aprendizaje conceptual, en el que especifica que la persona identifica atributos de un elemento, de un hecho y a partir de estos atributos, formula reglas que afectan de manera directa su respuesta.

Teniendo en cuenta estas perspectivas, el proceso de solución de problemas, es una operación mental del pensamiento, que puede indicar el grado de conocimiento que ha adquirido el individuo. Es decir, que puede deducirse, que a mayor conocimiento mayor probabilidad de que el individuo resuelva un problema. También, puede inferirse que el grado o profundidad del conocimiento que tenga el individuo, puede influir en el tiempo que le toma solucionar el problema: A mayor conocimiento, mayor probabilidad de resolución en un tiempo menor.

Por tanto, podemos concluir que las personas aprenden, ejecutando operaciones mentales y que los resultados de este aprendizaje, se ven manifiestos a través de sus conductas.

Por Dora Ariza, Marzo 5 de 2007

Bibliografía

Wittig, Arno. Psicología del aprendizaje, Ed. Schawn-Mcgraw Hill, 1990.