Expertos en Gestión de Conocimiento.
Nuestro portal busca difundir y promover el proceso de Gestión de Conocimiento a nivel Empresarial.
 
 
Indígenas Embera
Tribu Embera, Chocó-Colombia

Se pretende con esta información difundir conocimiento sobre uno de los grupos indígenas que tiene Colombia en el Pacífico. y que son descendientes de los grupos precolombinos de Urabá y Chocó.

Imagen de niños Embera, a la orilla del río Atrato.

Ubicacición Geográfica:

Se encuentran dispersos en los departamentos de Antioquia, Bolivar, Caldas, Caquetá, Cauca, Chocó, Cordoba, Nariño, Putumayo, Risaralda y Valle del Cauca.

 

E

m

b

e

r

a

-

C

h

o

c

ó

Mujer Embera

 

Datos de Interés:

De acuerdo a su cosmovisión, el mundo se subdivide en tres submundos: a) el mundo de arriba donde habitan los espíritus de los muertos, los allinazos reales y Karagabi, su héroe cultural, b) el mundo intermedio donde se encuentra Tratuika y otros espíritus como la madre del agua y c) los seres humanos.

Origen Historico:

En épocas prehispánicas, el territorio de los Embera correspondía a los rios Atrato y San Juan en el Pacífico.Los españoles llamaron a los embera " Chocó".

Bibliografía:

Ochoa Raul y Sanchez, Enrique. "Los pueblos indígenas de Colombia. En el umbral del nuevo milenio". Departamento Nacional de Planeación, Bogotá, 2004.

Cultura Embera. Memorias del Simposio sobre Cultura Embera en el V Congreso Colombiano de Antropología.Corpourabá , Medellín, 1990.

Bohío Embera

 

Características de la Cultura Embera

Los Embera conservan gran parte de su pensamiento propio, tradición oral y celebración de rituales.

Desde los años setenta se han organizado en cabildos mayores y menores, alrededor de la Organización Regional Embera-Waunana, Orewa, en el departamento del Chocó.

Los embera basan su economía en la construcción de canoas, cultivo del maíz, caña de azúcar, arroz, yuca, fríjol, gran variedad de plátano, chontaduro, piña, aguacate, borojó y cítricos. Entre las actividades productivas se destaca la caza, la pesca, la alfarería y cestería.

Se destaca dentro de su cultura, el Jaibaná, quien se desempeña como médico y además ejerce la autoridad, el control social y el manejo territorial. En sus ceremonias utiliza bebidas como el pilde o borrachero, para comunicarse con los espíritus.

Entre sus ritos más sobresalientes está la "ombligada" que se le practica a los niños en luna llena, pocos días después de nacer, aplicando diferentes sustancias sobre su vientre. Dicen que con este ritual, los niños adquieren fuerza para cazar, pescar y navegar. Celebran el bautizo de los niños, la iniciación de los adolescentes y la cosecha del maíz.

La figura y práctica del Jaibaná ha sido afectado por la presión de la sociedad, principalmente de los misioneros, que sonsideran las actividades del jaibaná como relacionadas con el diablo (Cultura Embera, 1980).

Anteriormente vivían en tambos o viviendas circulares, ubicadas a lo largo de los ríos. En la actualidad viven en poblados, dentro de construcciones de madera de forma circular, sobre pilotes a una altura de de 1.50 o 2 Metros sobre el nivel del suelo, con techo cónico de hojas de palma.

La familia es la unidad mínima de su organización social.

Chapakus es el nombre que se le dá al núcleo de parientes formados por distintas generaciones: abuelos, padres, nietos, primos hasta segundo grado de consanguinidad. Los miembros del grupo viven juntos y comparten trabajos y ceremonias.

   
 

La siguiente es una muestra de dibujos como resultado de la investigación "Percepción y representación gráfica del mundo embera del noroccidente de Antioquia" en 1987.

Los dibujos representan los espíritus denominados JAI, agentes de la enfermedad y la agresión pero también de la protección y la curación. Los embera señalan que los jai se presentan a un individuo para iniciar su instrucción como chamán.

Estos espíritus tienen apariencias variables de humanos o animales; comen, beben, se emborrachan, matan y enferman (jai maléfico) pero también curan (jai bueno). Los hay con forma humana, forma animal o mixtos.

Los colores también tienen un carácter simbólico. El negro se refiere a espíritus benéficos que ayudan al Jaibaná, en la curación y se asocia a espiritus de tierra. El rojo corresponde a espíritus benéficos también, pero principalmente de agua. Por tanto, la oposición negro-rojo, ubica la presencia de los jaibaná en dos espacios diferentes (tierra/agua) e implica el reconocimiento de dos fuerzas con propósitos similares.

 

 
 

Jai

 

 

Hay menciones de otros colores en relatos mitológicos: Así de una gota de agua azul formó Caragabí (Ordenador del mundo de los hombres), a los indios Chocó y de otra, imprudentemente esparcida por una mujer, nacieron los Kuna; otros relatos hablan de los "diablos" que en la iniciación de los niños al jaibanismo, les golpean con culebras verdes o azules.